La Gente Positiva puede lograr lo que sea

Gente positiva puede lograr lo que sea

En el ajetreado mundo de hoy ya casi no hay gente positiva.

Es muy fácil quedar atrapado en la montaña rusa que llamamos nuestra Vida.

¿Alguna vez escuchaste la expresión: «paren el mundo que me quiero bajar”?

Bueno, eso es, tenemos que bajar de la montaña rusa y encontrar algo nuevo y mejor.

Ese ajetreo nos está volviendo locos y definitivamente no es bueno para nuestra salud.

A menudo decimos que vivimos enfermos por el trabajo, y tal vez sea el trabajo lo que en realidad nos enferma.

Algunas de las enfermedades más comunes hoy son la depresión, el estrés, la ansiedad, la migraña, el temor al bajo rendimiento, o la falta de confianza en nosotros mismos.

De hecho, si usted no sufre de alguna de estas dolencias, de seguro conoce a más de una persona que sí.

 

¿Cuántos de nosotros decimos? «Odio mi vida«.

Palabras muy fuertes, por cierto.

Hemos caído en la trampa del aburrimiento porque nos hemos convertido en robots.

Creemos que avanzamos, pero nos movemos sin ningún sentido de dirección.

Para decirlo claramente, nos hemos olvidado de «pensar por nosotros mismos«.

Hemos aprendido a dejar que otros tomen decisiones por nosotros, y esto nos ha llevado por un camino muy negativo.

 

TU PUEDES CAMBIAR. Lo único que tenemos es el control total sobre nuestros propios pensamientos.

Es necesario volver a aprender a usarlo.

Tenemos que recuperar nuestro entusiasmo por la vida, nuestra motivación para el éxito.

Tenemos que volver a ser Gente Positiva.

Es fácil utilizar la culpa para justificar cómo nos sentimos.

Podemos culpar nuestro trabajo, a nuestro jefe, a nuestro vecino, al gobierno, a la economía, o al universo.

Podemos culpar a todos de nuestros problemas.

Es la naturaleza humana, pero eso tampoco resuelve nada.

De hecho, empeora las cosas, porque mientras estamos tan ocupados culpando todo el mundo, no dedicamos la energía suficiente para solucionar el problema!

 

Tenemos que tomar la responsabilidad de nuestras propias vidas y arreglar lo que no funciona.

Si no te gusta tu trabajo, ¿crees que realmente eso le importa a tu jefe?

Siempre y cuando llegues a tiempo y hagas bien tu trabajo, te pagarán por lo que él cree que vale, y eso es todo.

Nunca es demasiado tarde para cambiar de vida, es un don que Dios nos ha dado a todos nosotros.

La capacidad de cambiar no discrimina edad, raza o circunstancia.

De hecho, la única persona que pone límites a nuestras propias capacidades es nosotros mismos.

¡Es el momento de parar!

De estallar la burbuja en la que hemos estado atrapados durante tanto tiempo y ver todas las maravillosas oportunidades disponibles para nosotros.

– Deja de culpar a los demás.
– Asume la responsabilidad.
– Piensa en cosas positivas.

Haz parte del equipo de la gente positiva.

Si sigues estos tres consejos, tendrás una vida maravillosa.

 

Durante años estuve hundida en el «Bache de la Vida«.

Yo anhelaba algo mejor, pero no sabía por dónde empezar.

Decidí unirme a una oportunidad de negocio en casa que un amigo me habló, y desde ese momento he tenido un cambio increíble en mi vida.

He encontrado fortalezas y capacidades que nunca supe que tenía.

Estoy tomando buenas decisiones, conociendo gente, viajando y haciendo mucho dinero.

Soy una mejor persona, con fuertes deseos de tener éxito y de ayudar a las personas a alcanzar sus sueños y metas también.

He aprendido a abrir los ojos a un mundo mucho más brillante y prometedor.

Tú también puedes! … Ánimo!

Por Wendy D. Ghidella

Deja un comentario