Relaciónese con las Personas Correctas

relaciones

El 85% de su éxito en la vida estará determinado por la calidad de las relaciones que mantenga en sus actividades personales y de negocios.

Entre más gente conozca, y más gente lo conozca a usted de una manera positiva, usted será más exitoso y avanzará rápidamente.

Virtualmente, en cada punto decisivo de su vida, hay alguien que puede ayudarlo o detenerlo a alcanzar sus objetivos.

La gente exitosa convierte en hábito construir y mantener una red de relaciones de alta calidad a través de sus vidas, y así logra mucho más que la persona promedio.

Todo en la vida son relaciones. Todos los problemas en su vida, serán el resultado de establecer relaciones equivocadas con la gente equivocada.

De la misma manera, todos los grandes éxitos en la vida serán el resultado de haber entrado en contacto con personas con quienes pueda establecer relaciones positivas.

Por lo tanto, es importante que usted busque siempre relacionarse con gente positiva y exitosa. Muchas de estas personas son más accesibles de lo que usted se imagina.

Existen asociaciones, sociedades, cursos y seminarios a los que usted puede asistir y relacionarse con personas que han llegado a la cumbre del éxito en sus respectivas industrias. Aprenda de ellos, siga sus pasos y pronto usted también será un triunfador.

Más del 90% de su éxito estará determinado por lo que llamamos “su grupo de referencia”, el grupo de personas con las que usted está habitualmente identificado y asociado la mayoría del tiempo. Las personas son como los camaleones.

Ellas imitan y adoptan actitudes, comportamientos, valores y creencias de la gente con la que se asocian la mayor parte del tiempo.

Si quiere ser una persona exitosa, asóciese con gente exitosa, optimista y feliz, que posea metas claras y que se esté moviendo hacia adelante en su vida. Al mismo tiempo, aléjese de personas negativas, que solo critican por todo.

Si usted quiere volar con las águilas debe buscar las alturas, no se puede poner a escarbar el suelo con las gallinas.

Los millonarios están continuamente desarrollando nuevas relaciones y lazos de amistad con nuevas personas. Ellos están altamente comprometidos con los asuntos de su industria y participan activamente en sus organizaciones y asociaciones.

Van a cada reunión y se involucran en muchas de sus actividades, reparten sus tarjetas de presentación y le cuentan a la gente qué es lo que hacen.

La mejor manera de construir relaciones positivas es estar buscando constantemente nuevas formas para ayudar a las otras personas a lograr sus propias metas.

Entre más entregue de usted mismo sin esperar nada a cambio, más recibirá de las fuentes más inesperadas.

Los millonarios conocen la importancia de rodearse de las personas correctas. Comprenden que es imposible tener una gran empresa con personas mediocres, por lo cual se dedican a construir equipos de trabajo fuera de serie.

Ellos saben que el éxito de una empresa es simplemente el reflejo del éxito, el grado de motivación y el compromiso de las personas que la componen. Por eso buscan siempre ayudar a cada individuo en su equipo a encontrar el éxito en su propia vida.

Esta filosofía con la cual maneja sus concesionarias de automóviles Ernesto Ancira, un inmigrante mexicano que llegó a Texas en 1972 con pocos recursos pero con un sentido muy claro de lo que quería.

Hoy Ancira Enterprises, es una de las empresas hispanas de mayor crecimiento en los Estados Unidos, con ventas anuales de más de 650 millones de dólares.

Cuando compró su primera concesionaria Chevrolet, Ernesto expuso muy claramente su filosofía a su equipo de trabajo: “El propósito de nuestro trabajo es desarrollar una mejor calidad de vida para nosotros y nuestras familias”.

Pero esto no es sólo una frase con la cual ha buscado motivar a sus empleados; es una política de la compañía que los cargos ejecutivos y ascensos a los altos mandos sólo se dan promoviendo a la gente que ya es parte de la empresa.

“El saber que existe la posibilidad de llegar a los más altos cargos en la empresa es un gran incentivo para cualquier persona.

Lo más importante en nuestra organización es la comunicación. Aquellas personas capaces de vender sus ideas y motivar a sus equipos tienen un gran futuro en nuestra empresa”.

Esta filosofía no solo le ha permitido amasar una fortuna personal superior a los 150 millones de dólares, sino que le ha permitido impactar positivamente en las vidas de las personas con las que ha decidido rodearse.

Noveno Secreto.
tomado de: Piense como un Millonario, del Dr. Camilo Cruz y Brian Tracy.

Deja un comentario