¿Cómo crear una Mentalidad de Millonario?

Si está leyendo esto, probablemente sea porque todavía no tiene una adecuada mentalidad de millonario.

¿Sueña con ser rico algún día, pero no está seguro de cómo hacerlo?

Existe el mito de que los ricos nacen con un talento innato para luchar por la excelencia y para pensar de forma creativa, pero eso es una tontería, ser millonario no es sólo cuestión de tener millones en una cuenta bancaria.

Se trata más bien, de tener la mentalidad de millonario, para crear y mantener una riqueza, y eso cualquiera lo puede lograr.

Del mismo modo, es su forma de pensar (correcta o incorrecta) la que le va a permitir o le impedir llegar a ser una persona rica.

Piense en esto: ¿por qué algunas personas que ganan una enorme cantidad de dinero, una lotería por ejemplo, en un par de años vuelven al mismo punto?

Es porque nunca aprendieron a tener mentalidad de millonarios.

Por lo tanto, la cantidad de dinero que tenga en un momento dado, no necesariamente determina su futuro nivel financiero, ya que éste depende más de su forma de pensar, todo es cuestión de cambiar su enfoque psicológico hacia el dinero, el éxito y la felicidad.

Cuando piensa en la palabra “millonario¿qué es lo primero que viene a su mente?

Para muchos, es un tipo llamativo que tiene un estilo de vida lleno de lujos, que vive en una gran mansión, viaja en jet privado, usa ropa de marca y así sucesivamente.

Sorprendentemente, los millonarios típicos no son la imagen que Hollywood y los medios de comunicación han creado.

Muchos millonarios trabajan tiempo completo, viven en hogares de clase media y compran en las tiendas de descuento como la gente común.

Ellos en realidad no se dejan llevar por las posesiones materiales.

A ellos los impulsa el poder tomar decisiones, el tener la “libertad” para tomar cualquier decisión, por ejemplo, el ser capaz de renunciar a un trabajo que no les gusta o enviar a su hijo a la universidad que él escoja.

 

El número de millonarios en el mundo casi se ha duplicado en la última década, cada día hay más y más personas que se enriquecen, y algunos millonarios incluso, se están convirtiendo en multimillonarios.

Cualquiera puede convertirse en millonario.

Los millonarios tienen más en común entre sí que sólo sus cuentas bancarias, todo está su forma de pensar.

Aunque, llegar a ser millonario en sí no es en realidad tan fácil, adoptar su forma de pensar (mentalidad de millonario) es lo que en realidad puede hacer la diferencia y ponerlo en el camino correcto.

He aquí algunos consejos de cómo puede lograrlo:

 

Mejore la calidad de sus pensamientos

Lo que piensa es lo que atrae.

La naturaleza del ser humano es que puede razonar y puede elegir sus pensamientos.

Los pensamientos se convierten en acciones y las acciones conforman su realidad.

Así que, si se considera pobre, es porque esa fue su elección.

Tal vez piense que no es posible llegar a ser millonario, ya que no tiene suficiente capital, educación o experiencia.

Pero sepa que la mayoría de millonarios se hicieron a sí mismos, pensando que eran capaces de ganar un montón de dinero y que incluso, podían ganarlo mientras hacían lo que más disfrutan hacer.

Con su mentalidad de millonario, ellos piensan en múltiples maneras en que pueden obtener dinero, y no descansan hasta lograrlo.

 

No espere que el Universo le dé dinero

No cometa el error de esperar que el universo le otorgue riquezas.

Si ese hubiera sido el caso, habría nacido rico, pero, si usted no es rico (todavía), sólo significa que la riqueza es algo que puede crear a partir de su creatividad y trabajo duro.

El primer paso es, como ya lo he dicho, adoptar la mentalidad de millonario, que genera riqueza.

Los millonarios saben que tienen que trabajar más duro que los demás.

Ellos no esperan tener suerte.

Ellos hacen un plan para hacer que las cosas sucedan y lo ejecutan.

Toman un enorme “riesgo calculado” y, tarde o temprano, cosechan las recompensas.

 

Persiga cualquier cosa menos el dinero

La idea de llegar a ser millonario resulta muy atractiva para cualquiera, pero la mayoría de millonarios saben que perseguir el dinero no los lleva a ninguna parte.

Todos ellos persiguieron “algo” en sus vidas, pero el dinero vino solo, como una recompensa.

¿Qué es lo que haría si usted ya fuera millonario? ¿Cuáles son sus talentos? ¿Es experto en su trabajo y lo ejecuta de manera excelente?

Entienda que el dinero siempre va a venir como fruto de su esfuerzo y dedicación.

Usted debe ser productivo y crear resultados de calidad, en beneficio de otros.

Persiga la excelencia en su trabajo, en su carrera, en su negocio o empresa, o en su disciplina si es un artista o deportista, pero nunca persiga el dinero, éste llegará si hace lo que le gusta, se esfuerza y es bueno en lo que hace.

 

Deje de gastar dinero y empiece a invertir

Si su principal objetivo es alcanzar el millón de dólares, comprar una gran mansión y un auto de lujo, no llegará a ser millonario en mucho tiempo.

Los millonarios saben la importancia de invertir en lugar de gastar.

Ganan, guardan (ese es su hábito) y no sólo se dedican a gastar.

Ellos ganan para mantener su dinero duramente ganado, y no lo tocan para comprar artículos caros que no les generen utilidades.

Ellos saben que el dinero guardado hoy, puede servir para un propósito más grande, mañana.

Por otra parte, los millonarios reinvierten la mayor parte del dinero que ganan.

Y lo utilizan para crear nuevas oportunidades para generar nuevos ingresos y ser cada vez, más exitosos.

Este es un componente esencial de una buena mentalidad de millonario.

 

Luche continuamente por alcanzar el éxito

Ganar en abundancia implica adquirir cada vez mayores conocimientos sobre su trabajo, tener una fuerte pasión por aprender cosas nuevas y mejorar sus habilidades.

Este deseo de superación debe ser parte de su rutina diaria.

A los millonarios les apasiona aprender y enfrentar nuevos retos.

Al igual que un niño se emociona de aprender algo nuevo, es necesario tener esa pasión de sobresalir sin importar lo que se interponga en su camino: problemas, traumas emocionales, reveses financieros, o lo que sea.

 

Viva por debajo de sus posibilidades

Esto es algo que usted debe haber leído cientos de veces, pero es una regla de oro dentro de la mentalidad de millonario.

Pero,.. ¿por qué?

Cuando se ha trabajado lo suficiente como para comprar un Ferrari, debe creer que lo merece ¿verdad?

Bueno, eso puede sonar lógico para la mayoría, pero los millonarios no piensan de esa manera.

La razón detrás de esta regla de oro es que, de forma paulatina y sin darse cuenta, una persona siempre comienza a gastar más dinero de lo que gana.

Esto se explica por la Ley de Parkinson.

Por lo tanto, los verdaderos millonarios nunca gastan más de lo que ganan. Tan simple como eso.

Un ejemplo es cuando los padres les dan a sus hijos una asignación mensual y eso es todo.

De esta manera, tanto en sí mismos, como en sus hijos, los millonarios cultivan hábito de “gastar inteligentemente” y desarrollan el hábito del “ahorro”.

* * *

 

En conclusión, el sólo deseo de llegar a ser millonario no es suficiente.

Los millonarios tienen una mentalidad diferente y la mayoría piensa y vive de manera especial antes de alardear de todo el estilo de vida que el dinero les puede traer.

Algunas de las cosas mencionadas anteriormente no son tan difíciles de hacer, pero lo importante es adoptar la mentalidad de millonario y la disciplina para mantenerse en el camino correcto de lograr lo que quiere, si es que en realidad quiere llegar a ser millonario.

No espere que el dinero le caiga del cielo, ¡Actúe!

Persiga la excelencia en lo que hace.

Deje de gastar tanto y alardear de lo que ha logrado conseguir, y empiece a invertir.

Estudie y aprenda del ejemplo de otros millonarios.

Viva por debajo de sus posibilidades y sobre todo, no desista hasta lograr lo que se propone.

 

Ya hay 9 millones de millonarios en el mundo, usted puede sin duda, ser uno más.

Por Drew James Davis

 

Deja un comentario