El Denominador Común del Éxito

denominador del éxito

Si le preguntara a 12 personas ¿cuál creen que sería el denominador común del éxito?

11 de ellos probablemente dirían que es el «trabajo duro«.

Y sin duda, el trabajo duro es uno de los elementos claves, pero no es el denominador común del éxito.

Hay mucha gente que trabaja muy duro y no puede lograrlo, y por otro lado, hay quienes tienen éxito y no parecen trabajar muy arduamente.

 

Otra creencia es que, el dinero o la riqueza es el común denominador del éxito.

Earl Nightingale, pionero en el campo de la realización personal, dijo una vez: «El éxito es la realización progresiva de un ideal digno«.

La razón por la que me gusta esa definición de éxito, es porque el dinero o las riquezas están fuera de la ecuación.

En otras palabras, si la gente está enseñando en las escuelas, sirviendo en su iglesia, entregando el correo o quedándose en casa con los niños es –porque quieren– y así sienten que han alcanzado el éxito.

Es porque el dinero tampoco es el denominador común del éxito.

 

Albert E.N. Gray lo describe de esta manera: «El denominador común de las personas que alguna vez hayan tenido éxito, radica en el hecho de que ellas se formaron el hábito de hacer las cosas que a los fracasados no les gusta hacer«.

Y ahí lo tienen, el denominador común del éxito es hacer lo que habitualmente la gente que no tiene éxito, no hace.

Esto explica por qué vemos una tasa de fracaso del 95% en las pequeñas empresas durante sus primeros diez años.

Y el 80% de ese 95% fracasan en los primeros dos años.

Eso también explica por qué vemos tantas personas altamente cualificadas que fracasan en negocios que parecen tan adecuados para ellos.

Por el contrario, no es raro ver gran éxito en otros, que a pesar de enfrentarse a grandes obstáculos o discapacidades, logran llegar a su meta.

 

El denominador común del éxito en las Ventas

Si el éxito se forma en el hábito de hacer siempre las cosas que la gente sin éxito no hace, entonces, ¿cuáles son esas cosas que no querrías hacer?

Bueno, eso depende del campo en el que estés.

Miremos las ventas, por ejemplo.

El éxito de las ventas implica llamar a muchas personas que pueden no siempre estar interesadas en lo que tienes para ofrecerles.

A esto se le llama prospección.

La gente fracasada simplemente no ha descubierto formas innovadoras y creativas de conseguir el interés de aquellos que podrían beneficiarse de su producto o servicio.

Tal vez no han definido su mercado objetivo lo suficiente.

O tal vez no han investigado las necesidades de su cliente potencial en la medida en que puedan demostrar mejor los beneficios del producto que tienen para vender.

No sólo se necesita esfuerzo y dedicación, sino también hacer investigación y pensar de forma creativa.

Sin embargo, esto es algo que las personas exitosas siempre harán.

Los vendedores exitosos entienden que para conseguir una cita con cliente con unas características determinadas, tendrán que hacer una docena o más llamadas.

Deberá llamar en diferentes momentos del día.

Y antes de que una cita quede agendada, tendrán muchos rechazos, pero lo harán de todos modos.

 

El denominador común en la Escritura

Consideremos el campo de la escritura.

Como un escritor, escucho a la gente decir: «Siempre he querido escribir un libro, pero…»

Y cuando les pregunta ¿por qué no lo han hecho?

Se escuchan excusas como: ««, o «Yo no escribo bien«, o «No estoy seguro de si alguien estaría interesado en leer«, o … “bueno, tengo la idea, pero no sé cómo empezar”…

Ellos quieren ser escritores, pero no quieren tomarse la molestia de empezar a escribir algo, ¿y.., entonces?

Una vez escuché una entrevista de radio con un prolífico escritor que estaba respondiendo llamadas de los oyentes y uno de ellos dijo:

«Usted ha escrito muchos libros y artículos, veo su trabajo en todas partes, ¿cómo saca tiempo para escribir?»

La respuesta del autor fue: «Señora, yo escribo algo todos los días, sin excepción»

 

El común denominador de __________ (tu escoges el tema)

No importa lo que hagas, no importa el campo en el que te encuentres, el denominador común de tu éxito será simplemente el de hacer las cosas que hay que hacer para tener éxito.

No estoy seguro de qué cosas son en cada caso.

Pero, a continuación, busca a alguien que haya tenido éxito en tu campo, acércate a esa persona y pregúntale cómo lo hizo.

Las personas de éxito están dispuestas a compartir los «secretos» de su éxito.

Y, ¿adivina qué?

No hay «secretos».

Lo que encontrarás es que esa persona, en ese campo específico, hizo simplemente lo que se necesitaba para llegar a su éxito, hizo lo que otras personas no hicieron.

 

Hace un par de décadas, estaba compartiendo con un mentor que estaba leyendo mucho sobre la crianza de los hijos.

Su consejo para mí fue que si quería ser un mejor padre, debía encontrar una pareja que estuviera criando hijos maravillosos y pasara tiempo con ellos.

Gracias a Dios, por el bien de mis hijos, fue lo que hice.

Uno de los grandes «secretos» que descubrí fue que los grandes padres, pasan tiempo de calidad con sus hijos.

Las Grandes organizaciones y los individuos de alto rendimiento tienen una cosa en común: Ellos hacen las cosas que hay que hacer, incluso cuando no quieren.

Por Les Taylor

 

Lea también: ¿Cómo tener una mente de éxito?

Deja un comentario