Cambio en la vida con un cambio de mentalidad

Cambio en la vida

Un cambio en la vida se logra inicialmente, cambiando la mentalidad.

Sentirse abundante atrae abundancia al igual que sentirse limitado atrae limitación.

Mucha gente piensa que una sensación de abundancia sólo llega una vez que consiguen algo que les hace sentirse así, como más dinero, mejores relaciones, lograr el éxito en los negocios, obtener un ascenso en el trabajo o buenas calificaciones en la universidad.

Esperan a que estos deseos se cumplan primero, y se dicen a sí mismos: sólo entonces me sentiré abundante.

Y Sólo hasta ese entonces se sienten bien.

Esta gente, estoy seguro sabes a quienes me refiero, centran su felicidad en el mundo exterior.

Se sientan a esperar que las cosas de afuera sucedan, antes de sentirse bien. Lo cual es una forma inversa de ver las cosas.

 

La abundancia es una sensación

Una sensación que se puede lograr en cualquier momento que decidamos, mediante el ajuste del qué pensamos y del cómo nos sentimos ante las cosas.

Se podría decir que es una actitud.

Una actitud en la que se necesita estar muy consciente, y aplicar regularmente para que puedas cosechar los frutos deseados.

Como cualquier hábito nuevo, debe ser aplicado diariamente para que puedas lograr el dominio sobre él.

Tener una actitud negativa y limitada, atrae más cosas de las cuales sentirse negativo.

Y esas malas vibraciones te darán más motivos para sentirte mal.

No digo que tener una actitud positiva te de inmunidad ante las cosas malas e impredecibles que pueden pasar, pero tener una actitud positiva y abundante, te ayudará a superarlas más fácilmente y con mayor rapidez.

La ley de la atracción dice que la energía atrae energía similar, es decir, los pensamientos que sostenemos en la mente atraen pensamientos similares hasta que terminan por afectar la manera como nos sentimos.

La manera como te sientes tiene una influencia directa sobre el tipo de acciones que tomas.

El tipo de acciones que tomas, producen ciertos resultados en tu vida.

Por lo tanto, si lo que quieres un cambio en la vida, entonces, lo que necesitas es cambiar la forma de pensar.

 

Cambia tu mentalidad y verás un cambio en la vida

Una de las maneras de cambiar es a través de la utilización de tu capacidad para expresar agradecimiento.

Agradecimiento en el sentido de demostrar un verdadero reconocimiento y sentir un aprecio sincero por las cosas.

Al enfocarte en esas cosas que aprecias, a la vez, bloqueas otros pensamientos y sentimientos negativos que puedan estar teniendo influencia en tu mente.

Y ese es el objetivo, pensar en cosas que te hagan sentir bien tan a menudo como sea posible, ya que no podemos concentrarnos en dos cosas (buenas y malas) al mismo tiempo.

Una vez que puedas enfocarte y colocar en tu mente cosas de las que puedas sentirte agradecido, vas a conseguir una elevación emocional que no sólo mejorará tu estado de ánimo de inmediato, sino también atraerá a las personas y los acontecimientos que se abren camino hacia ti.

 

De acuerdo a la Ley de Atracción, la forma en cómo te sientes atraerá a tu vida más oportunidades y circunstancias similares a lo que sientes.

Si te sientes aburrido, entonces más oportunidades y circunstancias vendrán que te hagan sentirte aburrido.

Si sientes emoción, más situaciones vivirás que te harán sentir la emoción.

El poder del pensamiento positivo no es un truco adoptado por la gente optimista para engañar a los demás.

En realidad, es una poderosa manera de pensar que hace que el optimista logre resultados más rápidos que el pesimista.

Cosas positivas vienen a aquellos que emiten vibraciones poderosas y positivas.

Las cosas negativas vienen a aquellos que emiten vibraciones negativas.

Es una ley.

Y en la vida diaria, ser consciente de esta Ley te permitirá hacerla trabajar a tu favor.

Haz como si fuera un ritual diario, aprovecha cada oportunidad para expresar tu agradecimiento por algo, cualquier cosa, siempre y cuando se trate de un sentimiento sincero y genuino.

Si quieres un cambio en la vida, cambia tu interior.

No esperes a que las cosas externas lleguen, para sentirte bien. Siéntete bien primero, y empezarás a ver a tu mundo cambiar.

Por Musawenkosi Tshoaele

 

Lea también: 4 consejos de Diseño Web para una mejor conversión

Deja un comentario