4 pasos para trabajar con la Ley de Atracción

trabajar con la Ley de Atracción

A estas alturas, si has venido leyendo sobre el tema, ya deberías comprender que trabajar con la Ley de Atracción puede funcionar para mejorar tu vida. Por lo que, ahora es el momento de comenzar a practicar algunas técnicas.

En este artículo, aprenderás el proceso de 4 pasos para transformar tus sueños, de un simple deseo a una realidad concreta.

A medida que avancemos en cada paso, explicaremos su importancia y cómo garantizar que lo estés haciendo bien.

Juntos, profundizaremos en el proceso para comprender los méritos de cada paso.

Antes de que empieces, ten presente que:

  • Las posibilidades de la Ley de Atracción solo están limitadas por tu imaginación.
  • Comienza con una actitud mental positiva.
  • Es importante tomarse el tiempo para pensar sobre dónde está tu vida ahora y a dónde quieres llegar.
  • El truco al usar la ley de atracción, es creer que realmente funciona, asi que, prueba estas técnicas en cosas pequeñas, primero.
  • Para tener una idea de cómo puede funcionar la ley de atracción en tu vida, comienza con algo menor, que parezca posible de lograr.
  • Si tienes dudas, prueba con algo simple, ¡este es tu primer paso para trabajar con la Ley de Atracción!
  • Las cosas pequeñas pueden incluir lugares de estacionamiento, encontrarse una moneda de $500 o volver a ver a un viejo amigo.

 

Para empezar, estos son ejemplos geniales porque son fáciles de creer.

Una vez que el resultado suceda, reafirmará tu creencia en la Ley de Atracción y luego, podrás ensayar con algo más grande.

Pasemos ahora al proceso de 4 pasos para trabajar con la Ley de Atracción.

 

Paso 1: Toma la decisión

Decidir lo que quieres, es el primer y más crítico paso para trabajar con la Ley de Atracción.

Necesitas una visión muy clara de tu deseo.

Si deseas atraer algo menor, o estás buscando un gran cambio en tu vida, ten claro lo que realmente quieres.

Cuando imagines esta nueva «cosa» en tu vida, imagínala completamente, con cada uno de tus cinco sentidos.

Pasa tiempo meditando en silencio imaginando tu vida después de haber atraído esta nueva cosa.

Ya sea que sea algo tan simple como encontrarse $500, o tan profundo como conocer a tu verdadero amor en la calle.

Siente esta nueva cosa, con cada parte de tu ser.

Imagina cómo se ve, cómo huele, cómo suena, se siente y sabe esta nueva cosa si en realidad es tan importante para ti.

Identifica:

  • ¿Cómo te sientes una vez que esta nueva cosa está en tu vida?
  • ¿Dónde la sientes en tu cuerpo?
  • ¿Te hormiguea los dedos de los pies o hace que tu corazón se agite?
  • ¿Tu pulso se acelera o sientes una ola de calma?

Hazlo real en tu mente.

No solo concéntrate en recibir lo que tanto deseas, sino piensa también en tu vida después de lograr eso.

Imagina cómo va a cambiar tu mundo.

 

El paso 1 es muy importante, porque prepara tu mente y cuerpo para recibir lo que estas pidiendo.

Nuestros cerebros no saben la diferencia entre realidad e imaginación.

Cuando te involucras en una imaginación sensorial completa, tu cerebro enciende tu cuerpo para avanzar.

Los músculos, el flujo sanguíneo, el corazón, los pulmones y cada parte de tu cuerpo, se preparan para participar en lo que sea que estas imaginando.

Al participar en este ejercicio de imaginación, te alineas con tus deseos.

Ábrete a las posibilidades y prepara tu cuerpo para recibir lo que sea que estas intentando atraer.

Puede parecer simple, pero este primer paso es lo que allana el camino para los siguientes pasos para trabajar con la Ley de Atracción.

 

Paso 2: Practica el amor incondicional

En pocas palabras, si no crees que mereces lo que estás buscando, no lo vas a conseguir.

Los miedos y dudas profundas y subconscientes, también envían mensajes fuertes y claros.

Si una parte de ti siente que no mereces lo que estás buscando, entonces esa parte de ti está compitiendo con tu deseo.

Piensa en ello como una señal de radio.

Mientras mueves el dial de la radio, las estaciones intermedias luchan por una señal.

La mayoría de personas están bastante familiarizadas con esta experiencia.

Las dos estaciones compiten y ocasionalmente, escucharás una canción y luego, partes de otra canción diferente comenzarán a aparecer.

Notarás que ninguna de las estaciones es perfectamente nítida y clara.

De la misma manera, cuando experimentas dudas o miedo, esos pensamientos y sentimientos interrumpen y compiten por tus deseos.

Es difícil liberarse por completo de la duda, el miedo o la sensación de que no mereces algo.

Y tu instinto podría tratar de combatir esos sentimientos negativos con frases como: «No tengas miedo» o incluso, «Te lo mereces».

Pero tales métodos son ineficaces y simplemente no funcionan, porque en realidad refuerzan los pensamientos y sentimientos negativos.

 

El paso 2 es importante porque crea conciencia de nuestros pensamientos y sentimientos.

El único método efectivo para combatir los miedos y las dudas, es tomar conciencia de ellos, reconocerlos y abordarlos con amor y compasión.

Experimenta esos sentimientos por una razón profundamente arraigada.

Algo que alguien te dijo, o el resultado de algo que hiciste, te hizo sentir indigno.

Eso es doloroso, por lo que, por supuesto, sientes miedo o dudas.

Este paso es importante porque esas señales en competencia, pueden ser bastante fuertes.

Pero, puedes debilitar la señal o cambiar la dirección de esos pensamientos, con técnicas como esta:

Acércate a esos sentimientos con el amor y la compasión que sentirías hacia un niño pequeño y solitario o un animal herido.

Cuando te amas a ti mismo, abres la posibilidad de recibir tus mayores deseos y comienzas a desear solo las cosas que son mejores para ti.

 

Paso 3: Ábrete a las posibilidades

Abordar tus miedos y dudas es importante.

Pero, después de un breve reconocimiento, reemplaza esos miedos y dudas con aprecio y gratitud.

Estos nuevos sentimientos positivos cambian tu perspectiva y expectativas, abriendo la posibilidad de que haya cosas más grandes en tu horizonte.

Quizás no veas que la Ley de Atracción, haya funcionado en el pasado.

Puedes esperar, soñar e intentar todo el día, pero en algún momento, tienes que dar un paso atrás.

Entonces, hagamos una comparación.

Primero, piensa en las cosas malas de tu vida ahora mismo.

¿Puedes ver conexiones con tus miedos, dudas y viejos patrones que llevaron esas cosas a tu vida?

Concéntrate en comprender tu parte en este proceso general, en lugar de sentirte culpable o avergonzado.

Reconocer cómo se han manifestado tus miedos en tu vida, no significa que las cosas malas de tu vida sean tu culpa.

Simplemente significa que la Ley de Atracción ha respondido a la señal que se le envió.

Solo reconoce que el sistema funciona y tu nueva conciencia lo guiará.

No hay necesidad de avergonzarse ni de sentirse responsable.

Luego, piensa en todas las grandes cosas de tu vida.

Reflexiona sobre cómo tus esperanzas, sueños y ambiciones te atrajeron esas cosas buenas.

Refuerza en tu mente cómo, cuando crees que algo puede suceder, sucede!.

Nuevamente, en lugar de experimentar orgullo o jactancia, se trata de comprender y ver cómo la Ley de Atracción ya es parte de tu vida.

Siempre ha existido, pero ahora lo sabes.

 

El paso 3 es importante debido a las conexiones, la conciencia y la gratitud.

Catalogar cada pequeña cosa en tu vida y rastrearla hasta un pensamiento o sentimiento, lleva mucho tiempo y no es útil.

En lugar de eso, haz conexiones entre el lugar en donde estás ahora y el estado de tu mente que te llevó allí.

Una vez que veas que trabajar con la Ley de Atracción funciona sin que lo sepas, reforzarás tu comprensión de que ésta es simplemente una ley universal.

Trabaja en tu conocimiento de la ley de atracción y comprende bien cómo funciona.

Entonces, podrás trabajar y alinearte mejor con ella.

Finalmente, expresa gratitud.

Siéntete agradecido por cómo esta ley ya te ha funcionado tan bien.

Haz una lista de todas las grandes cosas que ya hay en tu vida y expresa tu aprecio por esas cosas.

Expresar gratitud es la clave para prepararse para recibir más y mejores cosas.

 

Paso 4: Experimenta la realidad de tus deseos

¡Ahora! es el momento de vivir la realidad de tus deseos.

Ya has imaginado lo que quieres, has despejado tus dudas y temores y te has dado cuenta de cómo la ley de atracción ha funcionado en el pasado.

Practicaste el ejercicio de imaginación en el Paso 1, pero ahora es el momento de vivir esa imagen.

Este es un poco un ejercicio de actuación, así que deja de lado tus inhibiciones para que este ejercicio sea realmente efectivo.

En lugar de solo visualizar la realidad en tu mente, vívela lo más posible.

Esto puede parecer tonto o extraño para ti, pero en un momento, te explicaremos por qué es tan importante.

Si estás practicando estas técnicas con algo simple, es hora de tomar medidas y esperar los resultados.

Si estás utilizando el sistema para encontrar un buen lugar de estacionamiento, súbete a tu automóvil y conduce hasta ese lugar de estacionamiento, con toda la intención y la expectativa de encontrarlo despejado para ti.

Anúncialo en voz alta, “Ese lugar de estacionamiento está despejado para mí; Estoy estacionando en el lugar que está abierto para mí ”.

De nuevo, somos plenamente conscientes de que esto parece realmente tonto, pero es un paso crítico.

Si estás practicando la técnica en algo más grande, este ejercicio puede ser más complicado, pero usa tu imaginación.

Por ejemplo, si estás tratando de perder peso, sal y compra un atuendo que se ajuste al tamaño que estás buscando.

Si deseas un auto nuevo, ve a un concesionario, mira las opciones que hay y compara los precios.

O, si estás buscando algo tan grande como la libertad financiera completa, comienza a planificar lo que vas a hacer con todo ese tiempo libre y el dinero que tendrás.

En este paso, lo importante es tomar medidas y actuar como si ya tuvieras lo que estás buscando.

No necesitas ser extravagante.

 

El paso 4 es importante por dos razones:

La primera es que te alinea con tus deseos.

Todo el concepto detrás de la Ley de Atracción, es que lo similar atrae a lo similar.

Cuando tomas medidas como si ya hubieras conseguido lo que deseas, estás enviando un mensaje enorme, fuerte y claro al Universo de que hablas en serio.

Las acciones hablan más que las palabras, ¿verdad?

Además, este paso es importante porque te permite sentir realmente la satisfacción de lo que es traer tu deseo a la realidad.

Se solidifica tu creencia y refuerza la visualización en la que trabajas en el primer paso.

¡Salta a este último paso con alegría y entusiasmo!

 

Por qué la persistencia es la clave para trabajar con la Ley de Atracción

Entonces, después de haber completado los cuatro pasos anteriores, probablemente te preguntarás: Bueno,… «¿y ahora qué?»

La pieza final del rompecabezas es el secreto de la Ley de la Atracción y es la persistencia.

No hay una fórmula para cuánto tiempo tardarán las cosas en manifestarse en tu vida.

Cada uno de nosotros tiene que superar sus propios obstáculos individuales, y llevará tiempo ver los resultados de este sistema.

Algunas personas comienzan a ver que las cosas suceden de inmediato, mientras que otras, toman un poco más de tiempo.

Pero la clave aquí es la paciencia y la persistencia.

Tan pronto como la duda o el miedo comiencen a aparecer nuevamente, regresa al Paso 2 y aborda el problema.

Si has perdido el contacto o con tu intención o has perdido la claridad, vuelve al Paso 1.

Si tu creencia en la Ley de Atracción se retrasa, regresa al Paso 3.

Y si todo lo demás falla, ¡repite el Paso 4 todos los días, hasta que se haga realidad!

Continúa expresando gratitud y aprecio, todos los días.

 

Piensa positivamente y recuerda todas las conexiones que hiciste que prueban que trabajar con la Ley de Atracción en realidad funciona para ti.

Tómate el tiempo todos los días para revisar los ejercicios de visualización, y prepara tu mente y cuerpo para recibir este increíble regalo.

La Ley de Atracción es universal y funciona, con o sin tu intervención.

Si te quedas corto, aborda esas dudas y temores, porque es probable que te hablen mucho más fuerte que tus deseos.

Lo hemos dicho antes, pero vale la pena repetirlo: la Ley de Atracción es una ley universal que funcionará con o sin tu permiso.

Tu conciencia y comprensión de cómo puedes hacerla funcionar en tu vida, atraerá más de las cosas que deseas.

Pero, es difícil acostumbrarse a usar la mentalidad correcta y enviar las señales correctas.

Por eso, hay que practicar mucho hasta lograrlo.

 


Lee También: Los beneficios de la limpieza del computador

Deja un comentario