¿Qué lo detiene para disfrutar un mejor nivel de vida?

El mejor nivel de vida, es lo que usted se merece. Lea este artículo para que sepa cómo conseguir todo lo que soñó en su vida....

Ya sea que trabajemos en la empresa de otro o que seamos independientes, debemos entender que cada día que avanzamos hacía nuestros últimos años, es nuestra obligación tratar de conseguir un mejor nivel de vida.

Esto nos ayudará a sentirnos motivados para mejorar en todo momento y además:

  • Buscar una mejor preparación educativa en lo que hacemos.
  • Buscar mejores posibilidades de negocios.
  • Y estar dispuestos a mejorar nuestros hábitos personales para aspirar a un mejor nivel de vida.

 
Sin embargo, cuando estamos tan llenos de buenas intenciones, ¿qué nos puede detener esas ganas de vencer?

 

¿Alguna vez nos hemos sentido lo suficientemente bien?

Por mucho que logremos lo que nos propusimos un día, siempre hay algo más que queremos alcanzar o tener.

¿Hay veces que estar contento consigo mismo se le hace muy complicado?

¿Se enoja con usted mismo al no sentirse satisfecho ni complacido por algo?

Si bien es genial estar motivado y mantener la expectativa de nuevas oportunidades de éxito.

También, hay momentos en que estar tranquilo, está bien.

 


Consejos de Diseño para sitios de E-Commerce, super efectivos para mejorar las ventas de su negocio en línea.


 

Cuidado con los pensamientos negativos

¿Qué pasa con esas conversaciones negativas que escucha continuamente en su cabeza?

Esos pensamientos,.. ¿vienen de usted mismo o de otra persona, como su padre, un compañero o amigo?

¿Cuál es el mensaje?

Identifique lo que está sucediendo, lo que dice, de dónde viene y luego, concédase el permiso de estar en desacuerdo, o de ignorar el mensaje.

Y por qué no, use esto como motivación para demostrarle a los demás, que están equivocados.

 

Tener la última palabra no siempre es importante

Insistir siempre en tener la última palabra, puede ser un obstáculo para vivir su mejor nivel de vida.

Es estresante y agotador sentir constantemente la necesidad de pensar un punto final para una conversación.

Es una forma rápida y efectiva de drenar su energía, el buen humor y causar estrés en una relación.

Relájese y deje que otros tengan la última palabra de vez en cuando.

Pregúntese a sí mismo, ¿tener la última palabra realmente es tan importante para mí?

 

No se preocupe por cosas no trascendentales

El miedo a equivocarse o hacer una comparación, puede impedir la acción que usted estaba dispuesto hacer.

La preocupación por estar en el lugar equivocado, en el momento menos oportuno; el no llegar tarde o irse demasiado pronto, puede llenarlo de miedos.

Éstos no le permitirán hacer lo que usted debe hacer para vivir su mejor nivel de vida.

 

Cuando estamos llenos de dudas y estamos persiguiendo nuestros sueños, no podemos estar escuchando las opiniones de todos el mundo, para tener su aprobación.

Si lo hacemos, podemos terminar haciendo muy poco, como consecuencia de no seguir nuestros instintos.

Esa mentalidad realmente puede dificultar nuestro progreso.

 

Ahora es el mejor momento para vivir un mejor nivel de vida

Con el objetivo de ser perfectos, la necesidad de ser los mejores, puede hacer que nos frenemos en muchas cosas.

Hacer un buen trabajo es importante, pero si esperamos hasta que estemos convencidos de que cada cosa es perfecta, puede hacer casi imposible vivir nuestro mejor nivel de vida.

Con esa perspectiva, podemos sentirnos obligados a revisar las cosas una y otra vez.

Diciendo que solo una vez más, debemos revisarlo todo para asegurarnos de que todo está bien, antes de tomar una decisión.

 

Buscar la ocasión perfecta es otro impedimento para obtener el estilo y la calidad de vida que soñamos.

No permita que sus aspiraciones, como querer estar en la cima o su afán de estar entre la gente de la crema y nata, le robe su tranquilidad.

Esto puede llevarle a un estado de ansiedad en el que siempre estamos observando a los demás y midiendo nuestras vidas contra un modelo de vida idealizado.

 

No reparta culpas, más bien ponga manos a la obra

Nosotros mismos podemos reprimirnos a través de la repartición de culpas y poner excusas a todo.

La culpa nos hace sentir no somos lo suficientemente delgados, atractivos o educados.

Podemos culpar a otros con un comentario como: «si tan solo hubieran sido más útiles o hubieran aportado mayor apoyo«.

O culpamos a nuestra situación financiera, alegando que comenzaremos cuando tengamos más dinero.

Podemos culpar a nuestro pasado o a nuestra familia de varias maneras.

Pero, si bien las excusas pueden frenar a algunas personas, también pueden motivar a otros a hacer mejor las cosas.

Y por lo general, quienes se esfuerzan más, tienen más éxito.

 

Sea cual sea la época del año, el estado o la situación en la que nos encontramos, siempre hay alguna manera de subir escalones, fijándose mini-objetivos.

Lo importante es trabajar duro, paso a paso, buscando obtener resultados, no importa lo pequeños que nos parezcan.

El punto es avanzar permanentemente.

Así podemos sentir que estamos teniendo logros con regularidad.

Alcanzando diferentes niveles de éxito, adoptamos una mentalidad más ganadora.

En esos momentos, recuerde felicitarse y fomentar su actitud positiva cada día, de modo que continúe en el camino para vivir su mejor nivel de vida.

Por Susan Leigh

 

Lea también: ¿Qué es la ley de atracción y cómo usarla en la vida?

Deja un comentario