6 formas de inculcar una mentalidad positiva hacia el dinero

mentalidad positiva hacia el dinero

Muchos de nosotros sabemos lo que se supone que debemos hacer cuando se trata de la administración básica del dinero: «Gastar menos de lo que gana, ahorrar un fondo de emergencia e invertir para la jubilación«. Sin embargo, para establecer una mentalidad positiva hacia el dinero, siempre es más fácil decirlo que hacerlo.

La administración del dinero, como muchas cosas importantes en la vida, requiere disciplina.

Y la disciplina no es un estado mental natural para todos.

Agregue a eso la culpa y la vergüenza que algunos de nosotros tenemos cuando se trata de finanzas, que es la receta para la miseria en la administración del dinero.

O, al menos, es la razón del por qué algunas personas adoptan el «enfoque de avestruz»; que parece ser más fácil que enfrentar los problemas financieros.

Pero, por más atractivo que parezca, ¡no hay un solo gurú financiero que defienda el enfoque del avestruz, como un medio para lograr la libertad financiera!

De hecho, seguir esa ruta solo servirá más culpa y vergüenza a largo plazo.

Afortunadamente, hay algunos pasos relativamente simples que puede tomar para pasar de los sentimientos negativos y la falta de disciplina, a una mentalidad positiva hacia el dinero y los buenos hábitos.

¡Entonces,… continuemos!

 

1. Perdónese por sus errores financieros

Es probable que haya pocas personas que puedan afirmar que NUNCA han dejado de pagar una tarjeta de crédito o pagar una factura; que nunca han recibido una llamada de una agencia cobranzas y que nunca han embargado sus cuentas sin una buena razón.

Si usted es una de esas personas, probablemente debería ser el próximo gurú financiero.

Para el resto de nosotros, es hora de practicar el auto perdón.

Brittney Castro, planificadora financiera certificada y fundadora de Financially Wise Women, dice:

El perdón es una herramienta poderosa porque nos impide ser prisioneros de nuestro pasado.

Si cambiamos nuestro enfoque de la vergüenza, podemos dejar espacio para mejores prácticas y tener una mentalidad positiva hacia el dinero.

Es importante reconocer y aceptar lo que ha sucedido.

Pídase disculpas a usted mismo y a los que lo rodean, cuando sea necesario, y concéntrese en seguir adelante.

Recuerde también estas sabias palabras de Brittney Castro:

«Sus errores financieros no son usted: su autoestima es independiente de sus errores»

 

2. Comprenda su mentalidad frente al dinero

Si bien, puede pensar que conoce su actitud hacia el dinero, es posible que no sea plenamente consciente de cómo sus puntos de vista influyen en su toma de decisiones.

Brittney Castro sugiere seguir los pensamientos que surgen cada vez que toma una decisión de dinero.

A medida que tomamos tantas decisiones de dinero en nuestras vidas, hacer esto por solo un día y luego revisar los resultados de los patrones, puede ser suficiente para profundizar su conciencia de sus actitudes.

Con más claridad en su mentalidad, puede identificar creencias y hábitos que afectan su capacidad de cumplir (o incluso crear) objetivos y planes.

 

3. Deje de compararse con los demás

En esta era de las Redes Sociales, los reality shows y las revistas de celebridades, es demasiado fácil dejarse llevar por las comparaciones.

Nos comparamos con otros miembros de la familia, con nuestros amigos, con las celebridades y hasta con personajes de ficción en la televisión.

Esta no es una buena manera de pasar el tiempo por varias razones:

  • Está comparando lo que sabe sobre usted (es decir, todo: «¡verrugas y todo!»), con lo que puede ver de otra persona (es decir, el mejor lado que eligen mostrarle).
  • Además, no conoce los detalles íntimos de las finanzas de la otra persona.
  • Puede parecer que alguien tiene una vida fantástica llena de ropa fabulosa, vacaciones y otras cosas divertidas, pero podría alimentarse con la deuda de la tarjeta de crédito … ¡o algo peor!
  • Si necesita un ejemplo de la vida real, visite Real Housewives of New Jersey. No todo lo que brilla es oro.
  • Cuando hace comparaciones y cree que algo le falta, está desviando la atención y, potencialmente, desvía la costumbre de enfocarse en sus propias finanzas y aspiraciones.

 

Por lo tanto, cree metas alcanzables para usted y compárese con ellas.

Celebre sus victorias y actualice sus objetivos a medida que los alcance.

 

4. Cree y mantenga buenos hábitos

Una vez que haya logrado algunos objetivos y esté en el camino de llegar al premio mayor, es hora de establecer los hábitos que le asegurarán cumplirlo.

Si nunca ha profundizado en sus ingresos y gastos, o nunca ha creado un presupuesto, este es un buen momento para intentarlo.

Entender en dónde está gastando su dinero, lo ayudará a determinar dónde puede ahorrar más, si ese es su objetivo.

Esta conciencia también lo ayudará a elegir objetivos que realmente se puedan lograr, incluso si son exagerados.

Para que pueda aprovechar su éxito, en lugar de terminar paralizado por la derrota.

Un hábito particularmente efectivo es comprometerse a un tiempo determinado, una hora a la semana -por ejemplo-, para revisar sus finanzas y monitorear su progreso.

Si una hora parece mucho, vale la pena señalar que los millonarios gastan, en promedio, 8.4 horas al mes administrando su dinero.

Eso equivale a unas dos horas por semana.

Puede ayudarle a pensar como rico el usar una plataforma como Mint.com, puede usar la aplicación de su cuenta bancaria o una simple hoja de cálculo, solo asegúrese de llevar cuenta de todo.

 

Si está en una relación, elija un momento ideal para ambos, y asegúrese de que estará completamente presente durante la conversación.

Por supuesto, las discusiones sobre el dinero no siempre son fáciles para las parejas, y pueden surgir discusiones.

Sin embargo, superar los problemas puede ser la diferencia entre permanecer juntos o separarse, en algunas parejas.

Incluso, si decide que uno de ustedes será el administrador principal del dinero, el experto en finanzas personales Farnoosh Torabi recomienda:

«Asegúrese de estar en la misma página financiera y acordar las metas para que no haya una falta de comunicación.

Una vez que ambos tengan una idea clara, foto de las finanzas, descubran juntos cómo quieren tener una mentalidad positiva hacia el dinero»

 

5. Optimice su presupuesto para la felicidad

La misma palabra «presupuesto» puede llenar de temor a las personas, porque trae a la mente restricciones.

Manisha Thakor tiene una posición frente a lo que significa tener una mentalidad de abundancia, ya que cree que «los límites suaves pueden liberarlo«.

Esto significa que al saber en dónde está gastando su dinero, en lugar de no tener idea de a dónde va, puede darle mucho más poder a la hora de tomar decisiones.

Esa conciencia, asegura que puede ajustar sus gastos para que dirija su dinero ganado con tanto esfuerzo, hacia lo que más le importa.

Como dice Ashley Feinstein, fundadora de «Knowing Your Worth«:

A veces gastamos en cosas que en realidad no nos hacen felices, solo porque creemos que deberíamos hacerlo.

¿Cuánto de lo que está gastando es para usted y sus objetivos? …

¿Cuánto gasta en eso que realmente le trae alegría a su vida?

 

Una gran pauta para presupuestar es la regla del 50/30/20.

Esto comprende, dirigir el 50% de sus ingresos a las necesidades básicas (vivienda, comida, electricidad, gas, salud, medicamentos), el 30% a los deseos (vacaciones, libros, obras de arte, vehículo, o esa clase de pintura que siempre quiso tomar), y el 20% a ahorrar.

Si tiene deudas, ese 20% puede estar dirigido a pagar eso primero.

Si mantiene el 30% y el 20% separados del 50%, probablemente estará bien sin tener que revisar todo de forma detallada cada mes.

Además, ¡puede volverse loco con ese 30% y gastarlo en lo que quiera!

 

6. Practique la gratitud

Por último, pero no menos importante, las afirmaciones diarias y la gratitud por lo que tiene, pueden ser realmente poderosas.

Un colaborador de GoGirl Finance, Kali Hawlk, sugiere llevar un diario:

Comience escribiendo una cosa todos los días, por la que esté agradecido (financiera y personalmente).

Regrese a su diario de gratitud cada vez que se sienta abrumado o negativo sobre sus propias finanzas (o sobre cualquier situación en la vida).

La gratitus es el pensamiento positivo más simple, y realmente puede hacer toda la diferencia en su vida.

No lo olvide.

Por Rebecca Jackson

 

Lea También: 5 formas de usar las Redes Sociales para influir en las personas

Deja un comentario